De acuerdo con una encuesta realizada por Confiar, en el primer semestre de 2019, solo el 16 % de la población consultada destina un porcentaje de este dinero para ahorrar.

Sin embargo, algunos sondeos confirman que los colombianos gastan la prima en consumo, deudas de la tarjeta de crédito, fondos y salidas o viajes.

Asimismo, el periódico El Nuevo Siglo, recomienda evaluar las necesidades reales, prioridades, objetivos financieros y tener en cuenta como ese dinero extra puede mejorar la calidad de vida.

Las opciones que da son: invertir, disminuir las cuotas de créditos adquiridos, ahorrar, estudiar, completar la cuota inicial de la vivienda propia, adquirir mejores planes de salud, remodelar la casa o apartamento, ir de vacaciones o entrar al mercado bursátil.

“La forma de usar la prima depende de la situación de cada trabajador y de su momento de vida, claramente las prioridades de un joven son distintas a las que tiene una madre cabeza de hogar. Lo importante es hacer un análisis de su situación financiera y actuar en coherencia”, afirmó Arturo Vega Prieto, Gerente de Fincomercio, al mismo medio.