Daes —que manifestó su deseo de comprar 60.000 vacunas contra la COVID-19 para sus empleados, familiares de ellos y habitantes de un barrio de Barranquilla— escribió en su Twitter que está rezando para que esas negociaciones salgan lo más pronto posible, como se lee a continuación:

El presidente de Tecnoglass, empresa que creó vidrios para edificios de Donald Trump, aseguró, según Blu Radio, que no podía dar detalles de los acercamientos que ha tenido para conseguir las dosis por acuerdos de confidencialidad que firmó.

Hace unos días, Daes se había mostrado preocupado porque “ningún” laboratorio quería vender vacunas contra la COVID-19, pues tanto Pfizer como Sinovac comunicaron que, por ahora, solo iban a negociar con el Gobierno de Colombia y no con personas naturales o empresas privadas.

Por lo mismo, el empresario había pedido que el Ministerio de Salud que ya dio la autorización para que los empresarios compren dosis por su cuenta, hiciera las negociaciones y él desembolsaba el dinero.

Daes pretende vacunar a unos 6.500 empleados de su empresa, a 3 familiares de cada trabajador y a los habitantes del barrio La Flores, de Barranquilla, donde está ubicada la empresa.

Al igual que Tencnoglaas, Rappi también manifestó su deseos de comprar 10.000 vacunas contra la COVID-19 para domiciliaros; no obstante, de esa empresa no se conocen novedades.

Las vacunas que consigan los empresarios deben ser aprobadas por el Invima; además, ellos también se harán cargo de conseguir el personal y toda la logística para aplicar las dosis.