En un día normal, cuando no se había desatado la pandemia, Empanadas Típicas vendía 20.000 unidades al día. Sin embargo, este número se redujo casi a la tercera parte.

Según el gerente de la empresa, Juan Guillermo Macías, tan pronto arrancó la crisis, las ventas cayeron 90 %, pero en los meses siguientes comenzó la recuperación y ahora venden 6.000 empanadas diarias.

“Vendemos 6.000 unidades al día. Antes de la pandemia, vendíamos 20.000. Tenemos nueve referencias en empanadas de maíz y seis de empanada horneada”, detalló Macías, al diario La República.

Las ventas ahora las hacen a domicilio y trabajan para lanzar otros productos para que la gente compre, lleve y guarde. Además, incursionaron en los congelados como una forma de apalancar su marca y el negocio.

Según el diario Portafolio, hasta septiembre del año pasado, Típicas tenía presencia en 14 zonas del país y contaba con tres puntos de fábrica en Barranquilla, Medellín y Bogotá. La empresa ya tiene 30 años en Colombia, pero en esta época solo centra esfuerzos en tratar de sobrevivir y mantener el empleo de sus decenas de colaboradores.