La dueña de Crepes & Waffles se refirió a un episodio, desconocido hasta ahora, y que sirvió para dar nacimiento a su negocio y a la receta de los platos que logran éxito entre sus clientes.

De acuerdo con Beatriz Fernández, hace 40 años una mujer desconocida probó uno de sus waffles y le dijo que eran “horrorosos” y le compartió una receta, según cita a revista Semana. A partir de ese comentario y de la mencionada receta se creó una de las cadenas de restaurantes más exitosas del país y que ya tiene presencia en otras partes de América Latina.

Más allá de la receta, la dueña de Crepes & Waffles, que es prima de Alejandra Azcárate, destaca que su marca es una empresa con un estilo diferente, que tiene arte y un enfoque artístico.

“Hacer una empresa de este estilo no es fácil porque era ir en contra de lo establecido, nosotros le dimos el valor al arte. Yo consideraba que el arte era importante para la construcción de una sociedad”, señaló Beatriz Fernández a ese mismo medio.

Recordó también algunas de las facetas que ha tenido como empresaria: ha sido cantante, escritora, poeta, bailarina sin tener experiencia en ninguna de estas ocupaciones.

“Ahí es cuando uno comienza a ver todo lo que es capaz de hacer cuando se atreve. La vida me dio la oportunidad de crear una cultura organizacional, con enfoque artístico, esto es un liderazgo emocional con enfoque artístico”, señaló la dueña de Crepes & Waffles.

Crepes & Waffles: ¿cuál es la receta del éxito?

Hace un tiempo, la empresaria dueña de la marca reveló lo que, según ella, es la receta del éxito que tiene Crepes & Waffles, que nació en 1980 como una pequeña crepería ubicada en un local de la calle 85 con carrera 11 de Bogotá.

Más allá de los productos o de la receta para preparar crepes y waffles, Beatriz Fernández asegura que lo más importante es el sueño de empresa.

“Si se me pregunta cuál es mi definición de éxito diría sin duda que lo que llevó a Crepes y Waffles a lo que es hoy es el grado de felicidad, de goce y de unidad que recorremos a diario”, afirmó hace varios años la empresaria, en una columna en el diario El Colombiano.