Ángela María Orozco, ministra de Transporte, bajó de la nube a los que ya estaban armando maletas para viajar en las vacaciones de mitad de año; de acuerdo con la funcionaria, el transporte aéreo internacional no será habilitado, por lo menos, hasta el próximo 31 de agosto, fecha en la que se termina la extensión de la emergencia sanitaria por el coronavirus en Colombia.

“Igualmente hay que decir que entre el primero y 30 de junio, en esta nueva etapa de aislamiento inteligente, sigue restringido el transporte intermunicipal de pasajeros y el transporte aéreo doméstico”, destacó Orozco en medio del programa Prevención y Acción de la Presidencia de la República.

La ministra indicó que el Gobierno seguirá trabajando de la mano de todos los actores del transporte para construir los protocolos de bioseguridad y de operación necesarios para retomar las labores lo antes posible, tanto de las aerolíneas, como de los aeropuertos y los concesionarios aeroportuarios que hacen presencia en el país.

Con la extensión de las restricciones, los trabajos de 600.000 personas en Colombia siguen en la cuerda floja (169.000 directos y 431.000 indirectos); de acuerdo con RCN Radio, las pérdidas para este sector por tener quieta más del 90 % de su operación llegarían a los 300.000 millones de dólares este año.

“Este sector genera 2,7% del Producto Interno Bruto (PIB), siendo dinamizador de la economía y contribuyendo al flujo de comercio, inversión y formación de capital. Las medidas implementadas hasta ahora no son suficientes, se necesita liquidez inmediata. A las aerolíneas les quedan pocas semanas de oxígeno”, dijo Andrés Uribe, gerente de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) hace unos días.