En 2019, las compras de los bienes de consumo masivo fueron hechas en un 90 % en efectivo y solo en un 7,5 % en tarjetas “siendo la de débito la más utilizada”, informó la división de consumo masivo de la firma Kantar.

Pero, en este año, el incremento de este tipo de productos fue de 48 % en comparación con el mismo periodo del año pasado. Mientras que el aumento de las tarjetas de débito fue de 51 %, el de las tarjetas de crédito fue de 54 %, según el informe de Kantar.

Las compras usando tarjetas, que crecieron en un 3 %, fueron “tres veces mayor que el pago en efectivo”, el cual disminuyó 2 % en los primeros cinco meses del año.

ValoraAnalitik
ValoraAnalitik

De acuerdo con el estudio, un recibo promedio pagado en efectivo fue de 20.600 pesos, pero el monto con tarjeta alcanzó los 70.600 pesos. Con tarjeta de débito, se suelen pagar alrededor de 64.000 pesos y se pagan 78.000 pesos en promedio con tarjetas de crédito.

En el reporte, Kantar afirma que el aumento en el uso de tarjetas como medio de pago no es “ajeno a ningún nivel socioeconómico”, pues el crecimiento se dio en todos los niveles durante el confinamiento, pero aclara que el estrato medio representa “un potencial de crecimiento para este medio de pago”.

“Mientras solo 65 % del gasto de los niveles altos son a través de efectivo, en los niveles bajos este sistema de pago aún sigue siendo muy fuerte, con un promedio de 95 % de participación” comenta Juan Caro, Director comercial de Kantar para consumo Masivo.

La principal razón de este crecimiento puede ser que las personas están tratando de evitar cualquier contacto físico, lo que hace que las tarjetas se conviertan en una mejor opción de pago, agregó Kantar.

“La dramática situación sanitaria del COVID-19 está acelerando el desarrollo del comercio electrónico y en general las compras con tarjetas; que esperamos continúen creciendo y capturando más hogares compradores e incrementando la frecuencia en los que ya probaron estos nuevos métodos de compra”, agregó Caro.