El crecimiento de la economía no ha logrado darle un impulso a este indicador que deja al país por debajo del promedio de América Latina y el Caribe de 7,8 %, indicó La República.

“Diciembre suele tener un efecto estacional positivo en el que se contrata más gente para trabajos de temporada por el aumento en el consumo que generan las festividades. No obstante, el pico podría no haber sido tan alto como en otros años, como un efecto colateral del paro y otros factores particulares que se registraron en los meses anteriores”, dijo Adriana Camacho, experta laboral de la Universidad del Rosario al medio.

Mientras que entre 2011 y 2018 la tasa de desempleo pasó de 10,8 % a 9,7 %, los datos del año que acaba de pasar no son alentadores; esto teniendo en cuenta que en todos los meses el indicador aumentó, siendo afectados principalmente el sector de la agricultura y la construcción, indicó el rotativo.

Sin embargo, de acuerdo con la firma Raddar, pese a que el desempleo crece por la migración venezolana y los ajustes del mercado como una mayor demanda de mano de obra, Colombia sigue creando empleos.

“Desde la metodología del DANE esto no se refleja plenamente ya que las estimaciones se hacen sin considerar la mayor población por migración”, destacó el informe de la compañía.