Esta es una cifra que preocupa si se tiene en cuenta que entre 2011 y 2014 la cocaína solo representaba el 0,8 % del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y subió en los últimos años al 1,88 % del valor total de la economía, de acuerdo con un estudio de la Universidad de los Andes citado por El Tiempo.

Es de tener en cuenta que este monto es aparte de lo que lograrían los delincuentes si las autoridades no les incautaran la mercancía; sumando esto, la cifra podría llegar a los 24 billones de pesos, dijo Diana Ibáñez, autora del estudio.

Y es que según el exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, en un libro que escribió desde su sitio de reclusión, gracias a este negocio, Colombia pudo recuperar gran parte de la plata que perdió durante la crisis petrolera de hace unos años; esto teniendo en cuenta que el país perdió 55.000 millones de dólares por este fenómeno, y se vendieron más de 46.000 millones de dólares de cocaína al exterior entre 2015 y 2018.

La cifra también duplicó a los 7 billones de pesos que produjo el sector cafetero del país durante el año pasado, que llegó a representar solo el 0,8 % del PIB, añadió el medio.

Mientras que la producción y exportación del grano depende del precio fijado por el mercado internacional, el precio de un kilogramo de cocaína se multiplica por varias veces, desde su venta al exterior, hasta el momento en que llega a los consumidores alrededor del mundo, añadió el estudio.

Colombia sigue siendo el mayor productor de cocaína en el mundo llevando la producción a cifras récord; mientras que en 2017 produjo 1.058 toneladas, en 2018 produjo 1.120 toneladas, destacó la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito.