Cepeda informó, a través de un comunicado, que formuló una denuncia contra Néstor Humberto Martínez por violación ilícita de comunicaciones, violación ilícita de comunicaciones o correspondencia de carácter oficial, interceptación  de datos informáticos, violación de datos personales, concierto para delinquir y abuso de autoridad por acto arbitrario e injusto.

La razón, explicó el congresista del Polo Democrático en el texto, es que el periodista Daniel Coronell publicó una columna “en la que se afirma que dos exfuncionarios de la Fiscalía General de la Nación denuncian haber participado en presuntos seguimientos e interceptaciones ilegales que el exfiscal Martínez Neira habría ordenado realizar” en su contra y en la de otros negociadores de la paz del gobierno de Juan Manuel Santos.

Asimismo, el parlamentario se refirió a la investigación de María Jimena Duzán, que publicó en Semana, en la que dice que la fiscalía de Martínez, según dos exfuncionarios de la misma, también chuzó a litigantes del caso Odebrecht y Hyundai, dos procesos en los que el exfiscal tendría interés.

Cepeda dice en el comunicado que si esa información de los periodistas llega a ser cierta, “se pondría al descubierto una infame campaña que habría tenido por propósito entorpecer la implementación del Acuerdo Final y hacer fracasar el proceso de paz”.

No obstante, Martínez negó esos señalamientos de los columnistas de Semana, en comunicados de prensa citados por Blu Radio y esa revista, y dijo que todo se trata de “un plan criminal” que, según él, hay en su contra.

Con respecto a las supuestas chuzadas a negociadores de la paz, entre los que se encontraría Cepeda, Martínez dijo, entre otras cosas, que cuando él asumió el cargo de fiscal general ya no había diálogos en La Habana por lo que no es posible que se le atribuya esa acusación, aseguró la emisora.

En cuanto a los señalamientos de Duzán, el exfiscal manifestó, de acuerdo con Semana, que se trata de un plan organizado desde las cárceles del país para, dijo él,  involucrarlo “en actividades ilícitas, como retaliación por investigaciones que llevaron a cabo fiscales de carrera, cuya integridad y determinación están lejos de toda duda”.

Ahora queda esperar cómo  avanza este nuevo lío en el que se ve involucrado Martínez.