Entre febrero y abril, el grupo del millonario Amancio Ortega registró una pérdida de 409 millones de euros por el cierre de sus tiendas durante a la pandemia del coronavirus.

En este contexto, el presidente de la compañía, Pablo Isla, presentó este miércoles un plan para los próximos dos años que anticipa lo que será el Inditex del futuro: la empresa acelerará y ampliará su estrategia de anticipación a la transformación digital para que la venta online suponga el 25 %, mientras que cerrará 1.200 establecimientos este año y el siguiente.

Según las cifras difundidas hoy por el grupo -que en su primer trimestre fiscal del ejercicio anterior llegó a ganar 734 millones de euros-, las ventas de Inditex cayeron un 44 % entre febrero y abril, hasta los 3.303 millones de euros, debido a que el 88 % de sus tiendas han llegado a estar cerradas por la pandemia del coronavirus.

Sin embargo, en la presentación de resultados ante analistas, Isla vinculó hoy el plan de “concentración de tiendas” a la estrategia de los “últimos ocho años” y sus proyectos a largo plazo, y no a la crisis del coronavirus.

El pasado mes de marzo, cuando difundió sus resultados anuales, Inditex no avanzó el número de tiendas que tenía previsto cerrar en los próximos meses.

Pero hoy sí ha detallado que se continuará el plan de actualización por el que desde 2012 se han abierto 3.671 tiendas del nuevo concepto de integración en espacios más grandes.

Dentro de su estrategia, Inditex prevé el cierre de entre 1.000 y 1.200 tiendas entre este año y el próximo, que representan entre un 5 y un 6 % de las ventas totales. De ellas, cerca de 300 se encuentran en España.

Hasta el momento no se sabe si el recorte en las tiendas tendrá impacto en el negocio de Colombia y América Latina.

Con EFE.