De acuerdo con El Tiempo, la Superintendencia Financiera emitirá la circular que obligará a las aseguradoras a hacer una devolución de parte del costo de esta póliza en dinero, o extendiendo la cobertura de la misma por el periodo en el que los vehículos permanecieron parqueados por causa del aislamiento obligatorio decretado por la pandemia del COVID-19, es decir, 45 días.

El documento establecerá, según el diario, los aspectos de cobertura que serán tenidos en cuenta para hacer la compensación a los propietarios, ya que varios de estos, como el riesgo de daños o hurto, permanecieron vigentes pese a que los carros asegurados (cerca de 2’200.000) estuvieron quietos en la cuarentena.

Pero no solo la plata de los seguros todo riesgo saldrá de estas empresas; el Gobierno expidió un decreto que les ordena trasladar los recursos que no usaron del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (Soat) para la atención de estos siniestros desde que inició el aislamiento y hasta el pasado 25 de mayo, a la Administradora de Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres).

“El Ministerio de Hacienda determinará la fórmula para el cálculo del valor a transferir, los plazos y las condiciones para la presentación, por parte de las compañías aseguradoras, de un informe financiero sobre los valores transferidos”, destaca el documento firmado por el presidente Iván Duque.

Según el rotativo, la platica que saldría de las cuentas de las empresas aseguradoras sería del orden de los 200.000 millones de pesos, esto por la disminución de un 70 % de los siniestros viales durante el periodo de cuarentena.