El Ministerio de Minas y Energía informó en un comunicado que las personas de estos estratos que sí tengan recursos para pagar oportunamente el servicio, podrán acceder a un incentivo del 10 % de descuento sobre el valor no subsidiado de la factura.

“Actualmente, más de 12 millones de familias, que representan un 85 % de la totalidad de los usuarios residenciales del país, reciben subsidios para el servicio de energía eléctrica. En el estrato 1 este beneficio cubre un 60 % del consumo de subsistencia, un 50 % para el estrato 2 y un 15 % del consumo de subsistencia para estrato 3”, indicó la cartera.

El beneficio, de acuerdo con María Fernanda Suárez, ministra de Energía, también les llegará a los colombianos de estratos 3 y 4, quienes podrán pagar sus facturas de energía eléctrica y gas natural de junio en un plazo de 24 meses.

“Estas medidas son un alivio para muchas familias colombianas que cuentan con estos servicios esenciales en nuestra vida diaria, y que pueden estar atravesando dificultades económicas por la emergencia ocasionada por el COVID-19”, indicó Suárez, y agregó que los demás usuarios regulados podrán llegar a acuerdos de diferimientos con las diferentes empresas prestadoras de servicios.

La funcionaria destacó además que también se autorizó a la Financiera de Desarrollo Territorial (Findeter) y a otras entidades financieras, para la creación de líneas de redescuento con tasa compensada, pensando en que las compañías tengan mayor liquidez o capital de trabajo y puedan tomar las medidas de diferimiento de las facturas sin problema.