En el partido inaugural de la Copa América 2019 se enfrentarán la plantilla de Brasil, avaluada en 970 millones de dólares, y la de Bolivia, con una modesta cotización de 14 millones de dólares, es decir, casi 70 veces menos que el costo total de ‘los canarios’, según Transfermak.

El jugador más caro de la selección de ‘Tite’ es Philippe Coutinho, con un valor de 90 millones de dólares. En el otro bando, el volante Alejandro Chumacero, con 2,5 millones de dólares, es el hombre más costoso en la selección de Eduardo Villegas, especificó el portal.

Los brasileros se caracterizan por jugar en las mejores ligas de fútbol del mundo, entre ellas, la inglesa, la española, la alemana, la italiana y la propia brasilera, tanto así que, de los 23 convocados, 20 actúan por fuera de su país y solamente tres en el torneo nacional.

Por el contrario, solamente tres bolivianos juegan por fuera de sus país. Luis Haquin y Chumacero en la liga mexicana, y Moreno Martins en la segunda división del fútbol chino. Los otros 20 jugadores hacen parte de su liga nacional.

Sin duda, este es el encuentro más disparejo de la Copa América en materia económica y en el mercado de pases del fútbol mundial.