“En Mars hemos tomado la difícil decisión de cerrar nuestra planta de alimento seco para mascotas ubicada en Malambo, Atlántico, a partir de julio de este año”, informó la compañía en un comunicado reproducido por El Heraldo.

La planta de Mars cuenta con 35 trabajadores, precisó ese medio, y agregó que de ahora en adelante la compañía en Colombia importará los productos que vende.

Una de las causas del cierre de la planta es el desplome de las ventas de sus productos en Venezuela, que representaba el 50% del volumen de producción. El resto se distribuía en Colombia, Perú, Ecuador, Bolivia y Venezuela, agregó el diario barranquillero.

“Debido a la finalización de las importaciones de alimento para mascota en el vecino país, la planta enfrentó una reducción considerable de su volumen de producción”, dice el comunicado de Mars difundido por El Heraldo.

En otro de sus apartes, el comunicado señala que la situación llevó a la compañía a “un largo proceso de revisión y análisis” que indicó que “se debía realizar el cierre, buscando simplificar el modelo de negocio para continuar creciendo de forma acelerada y consolidarnos en el mercado Andino, siempre con la idea de hacer un mundo mejor para las mascotas”.

El cierre de la planta, sin embargo, no afectará la oferta actual de productos de la compañía. Más bien —sigue el comunicado— la medida “permitirá liberar recursos para invertir en las marcas y su posicionamiento en el mercado Andino”.

Mars, que ofrece, además de alimento para mascotas, chocolates, confitería y goma de mascar, también lamentó su decisión porque impacta a algunos de sus asociados colombianos, y anunció que mantendrá su sede en Bogotá.