Los resultados, publicados por Fenalco Bogotá, señalan que el 28 % de los consultados dijeron que cerrarán definitivamente, por la crisis provocada por el coronavirus , mientras que el 6 % se acogerá a la ley de insolvencia.

Otros han optado por cancelar contratos, enviar a los empleados a vacaciones o entregar licencias no remuneradas, para evitar caer en la quiebra, según el comunicado.

Algunos comerciantes alertaron, de acuerdo con el sondeo, que si en los próximos días no abren, tomarán medidas drásticas que afectarían los empleados: el 32 % de los encuestados reduciría el salario de los empleados, y el 36 % suspendería contratos.

Al respecto, Juan Esteban Orrego, director de Fenalco Bogotá, manifestó en el texto que se deben crear nuevos hábitos para convivir con la pandemia.

“Nuestro llamado es y seguirá siendo la reapertura gradual del comercio con todas las medidas necesarias para evitar contagios. Es muy probable que no haya cura para el COVID-19 en el corto y mediano plazo, tenemos que aprender a vivir cuidándonos y cuidando a los demás, pero tenemos que retomar actividades diarias, sobre todo el trabajo que es indispensable para la supervivencia de las personas. Desde Fenalco reiteramos nuestra disponibilidad de acompañar estos procesos de reapertura”, dijo Orrego.

Hasta el momento, el 72 % del comercio de la ciudad se encuentra cerrado, y el 60 % ha optado por implementar el comercio a través de plataformas digitales y domicilios. No obstante, la mayoría, el 84 %, no supera el 25 % de las ventas, señaló el sondeo.