El gremio destacó que la decisión del Ejecutivo de traer papa desde Bélgica al país agudizará la crisis que enfrenta este sector; de acuerdo con Óscar Gutiérrez en RCN Radio, director de la organización, el tubérculo que está llegando es de terceras y cuartas calidades, lo que destroza al mercado interno.

“Nos tiene muy ofendidos. Estamos viendo que el Gobierno no entiende que la crisis del campo cada día se agudiza más”, afirmó Gutiérrez, según el medio.

El dirigente gremial hizo un llamado de urgencia para que se suspendan “de una vez por todas” las importaciones de insumos agrícolas que se producen en Colombia ya que, según él, se genera una competencia innecesaria en el mercado que afecta directamente a los productores nacionales, agregó la emisora.

“Ahora más que nunca requerimos el apoyo del Estado”, agregó el director, y mencionó que es urgente diseñar estrategias de blindaje para producción local, en cuanto a la competencia por precios con los artículos importados.

Los paperos del país advirtieron además que el mercado interno está siendo seriamente amenazado debido a estas importaciones de este producto congelado; según ellos, la calidad de la papa que llega de Europa no se acerca a la que producen los agricultores nacionales, indicó Ecos de Colombia.