La funcionaria manifestó en una rueda de prensa que ha hecho campaña mucho tiempo al interior del Gobierno para permitirles a los trabajadores informales, principalmente a los que se ganan la vida en las calles, salir a ganarse su sustento bajo estrictos protocolos de bioseguridad para evitar la propagación delcoronavirus.

“Sabemos que en algunas alcaldías hay dudas sobre ese tema, pero al contrario, yo creo que la gente informal, sobre todo los que están en la calle como el señor que vende los dulces en la esquina y el embolador, deben salir del confinamiento”, indicó Ramírez.

La vicepresidenta reconoció que las medidas del Gobierno para ayudar a estas familias en medio de la crisis no son suficientes, esto teniendo en cuenta que muchas de ellas se componen de cinco o seis personas. “Obviamente una caja de mercado no alcanza, hay que hacer que salgan a la calle”.

Pero ¿de qué manera saldrían estos trabajadores en plena pandemia? De acuerdo con la funcionaria, estas personas deberán contar con toda la protección biosanitaria necesaria, como tapabocas y máscaras de protección facial, productos que, según ella, deberían ser dados directamente por las alcaldías.

“El Gobierno debe apoyar a que estas personas tengan esas condiciones de protección para que salgan a la calle y para que, obviamente, sigan desempeñando su actividad. Nadie escogió estar trabajando en la calle porque le parezca más chévere, es porque esa fue, desafortunadamente, su  única opción, por eso nuestro trabajo tiene que ser formalizarlos, orientarlos y capacitarlos”, enfatizó la vicepresidenta.