Los abogados eran los jefes de la banda ‘los cibernéticos’ y utilizaban la modalidad de ofrecimiento de préstamos a personas sin historial crediticio a reportada ante entidades bancarias y centrales de riesgo, informó Noticias Uno.

Gracias a sus conocimientos informáticos y sociabilidad, estos delincuentes se ganaban la confianza de sus víctimas y, una vez finiquitaban la aceptación del supuesto crédito, les exigían el pago de una especie de cuota inicial para poder desembolsar el dinero, detalló el medio.

Después del primer pago, con varias excusas y argumentos, los ladrones “aplazaban” la entrega del crédito y pedían otras amortizaciones como requisitos para finalización del proceso.

“Me dijeron que para hacer efectivo el desembolso, tenía que consignarles 1.000.000 de pesos. Me seguían pidiendo dinero y, finalmente, les terminé dando 12.000.000 de pesos”, dijo una persona estafada al noticiero.

Según Noticias Uno, con estos engaños, los estafadores lograron desfalcar en más de 3.000 millones de pesos el bolsillo de 300 colombianos.