En un comunicado, la Audiencia Nacional, alto tribunal con sede en Madrid, explicó que el juez Santiago Pedraz descartó que “los hechos puedan considerase delito”.

Tous cuenta con unas 700 tiendas en América Latina, Estados Unidos, Europa y Asia, y es conocido sobre todo por sus pendientes de oro o de plata en forma de osito. Sus joyas han sido publicitadas por personalidades como la actriz estadounidense Gwyneth Paltrow.

A fines de 2018, una asociación de consumidores, Consujoya, presentó una denuncia, afirmando que Tous vendió algunas joyas con material de relleno pese a ofertarlas como fabricadas en oro o plata de primera ley. La fiscalía de la Audiencia Nacional presentó a su vez una demanda a fines de 2019.

Finalmente, el juez dio la razón a la joyería, y descartó que haya podido haber publicidad engañosa, estafa continuada, falsedad en documento o corrupción en los negocios.

El juez concluyó que no hubo engaño al consumidor, ya que en ningún momento se le dijo que estuviera comprando una pieza de plata “maciza”.

El centenario fabricante rechazó desde el principio y de forma categórica haber incurrido en fraude.

La empresa explicó que en algunos casos, sus joyas pueden contener “núcleos no metálicos que ayuden a conferir estabilidad a la pieza”, y enfatizó que estos objetos cumplen con la legislación de metales preciosos y cuentan con un certificado que especifica cómo son elaborados.

Con AFP.