La apertura de esta sede hace parte de ‘Bogotá a cielo abierto’, programa que tiene como fin la reactivación de este sector (uno de los más afectados por la pandemia) tras varios meses de cierre; de acuerdo con Blu Radio, el restaurante recibió sus primeros clientes el pasado fin de semana como parte del plan piloto.

Pero no solo los que fueron a comer al lugar se llenaron de alegría por volver a las mesas luego de un largo periodo de aislamiento preventivo obligatorio en el país; según la emisora, también celebraron los meseros y el personal de logística del restaurante por recibir a sus clientes nuevamente.

El medio destacó que el icónico lugar implementó todas las medidas de bioseguridad exigidas por la administración departamental para retomar sus operaciones, esto teniendo en cuenta que luego del plan piloto (que termina el próximo 30 de agosto) se decidirá si sigue o no abierto, o si se pueden abrir más establecimientos.

Era tanta la zozobra de lo que podría pasar con el restaurante que en algún momento Andrés Jaramillo, dueño y fundador del lugar, expresó que la crisis económica era tan “grave y profunda”, que no tenía comparación a nivel existencial. “Tenemos deudas acumuladas en los bancos de más de 100 mil millones de pesos”, señaló Jaramillo hace varios meses.

Para los que están pensando en escaparse a comer en Andrés Carne de Res, es importante que tengan en cuenta no está permitido el ingreso de menores de 10 años o adultos mayores de 70 años, tiene que estar listo para que le tomen la temperatura, lo desinfecten y le pidan unos datos personales, entre otras medidas que está aplicando el lugar.