Hasta el próximo 18 de julio la multinacional prestará sus servicios nacionales y solamente ofrecerá la veta de bienes importados.

La decisión de Amazon se da porque plantea “centrarse en otros negocios más lucrativos ante la competencia”, entre las que se encuentran las firmas chinas Alibaba y JD.

Según un informe de consultoría realizado por la firma iResearch citado por el diario China Daily, los portales de comercio electrónico de Alibaba y JD controlan actualmente el 81,9 % del mercado del sector en China.

Amazon llegó al gigante asiático en el año 2004 después de comprar la tienda en línea Joyo.com por 75 millones de dólares.

A pesar de este tropiezo en el continente asiático, la compañía creada por Jeff Bezos triplicó sus ganancias en todo el mundo durante 2018 y llegó a 10.000 millones de dólares.