Ya quedó adjudicada la licitación que permitirá la construcción de la ampliación de la Avenida Caracas, que conectará a la estación de Transmilenio Molinos con el Portal Usme en el sur de la capital del país, informó el Instituto de Desarrollo Urbano.

La nueva avenida pasará por un lado de la Escuela de Artillería del Ejército y la cárcel La Picota, que actualmente cuenta con solo una vía de dos carriles por sentido y tienen que ser compartidos entre los buses de Transmilenio, carros particulares, motos y taxis.

“Hoy lo que hay de Molinos hasta el Portal de Usme y Yomasa es una vía muy estrecha, casi sin aceras, que está totalmente embotellada. Es el único tramo de vía de Bogotá en donde el TransMilenio no va en carril exclusivo, sino que va por una vía compartiendo el tráfico con los demás vehículos. Hay unas 400.000 personas que se ven afectadas”, dijo el alcalde Enrique Peñalosa.

Para los que andan en bicicleta las noticias son alentadoras, ya dejarán de preocuparse por el peligro de transitar entre los carros, la obra incluye la construcción de una ciclorruta y andenes a los dos costados de la vía.

En total el proyecto de ampliación de la Caracas costará 399.000 millones de pesos, de estos, 256.000 millones serán destinados a la obra pública, 118.000 millones para predios y 24.000 millones a la interventoría, añadió el IDU.