Según Portafolio, Estados Unidos sigue siendo uno de los países más apetecidos por los extranjeros para trabajar, especialmente por los latinos.

Prueba de ello es que, en 2018, solamente en Colombia 1,2 millones de personas solicitaron la visa para poder ingresar a ese país, es decir, un 10 % más que en 2017.

El medio cita que las siguientes tres condiciones permiten que un extranjero llegue a Estados Unidos con permiso de trabajo:

  1. Que el aspirante, al ocupar un cargo en EE.UU, tenga la ciudadanía.
  2. Tener una residencia y que se porte la Green Card (tarjeta de residente permanente) que sirve como prueba de su legalidad.
  3. Tener una de las visas que dan posibilidad de trabajo.

Para aquellas personas que no cumplen con las primeras dos condiciones y desean solicitar su visa de ingreso a Norteamérica con permisos de trabajo, estas son las categorías y requisitos que necesita:

  • L-1 (Visa de Transferencia): Se otorga a personas que ingresan a Estados Unidos por intermedio de una corporación, compañía, empresa (entre otras) que las transfiere.
  • E-1: Se entrega a las personas que ingresan al país para realizar actividades de comercio exterior.
  • E-2: Para las personas que ingresan al país a realizar inversiones en actividades comerciales.
  • H-1B: Se otorga a personas que ingresan al país para trabajar en un puesto profesional.
  • F-1: Es para aquellos que ingresan al país a estudiar. Sin embargo, el Gobierno de EE. UU. les extiende la posibilidad de trabajo con ciertas condiciones.
  • EB-5: Es entregada a personas que invierten mínimo 500.000 dólares (1.500 millones de pesos en promedio) y crean 10 puestos de trabajo.

Todas las condiciones y requerimientos completos los puede conocer en el siguiente video de la Embajada Americana en Colombia:

Finalmente, Portafolio advierte que, como cada una de las visas tiene características distintas, es recomendable obtener asesoría legal previo a su solicitud debido a la variedad de categorías.