La actuación del equipo Movistar volvió a generar polémica, sobre todo por la orden a su compañero Marc Soler de que esperara a Nairo y en las imágenes de la transmisión quedó claro que no quería hacerlo porque lideraba la etapa.

Primero lanzó un manotazo y luego en varias oportunidades movió la cabeza queriendo decir que no.

La orden era que parara, tirara lo que pudiera y ha tirado lo que ha podido o lo que ha querido“, manifestó Quintana tratando de quitarle importancia al momento, pero esto demuestra que el equipo Movistar no tiene una buena convivencia.

Él [Soler] es el que debe dar las explicaciones sobre lo que pasó… ha tirado hasta donde ha querido. Por los metros que ha dado estoy muy agradecido”, añadió el boyacense.

Con Alejandro Valverde la relación parece estar bien porque el trabajo que están haciendo es “según como va cada uno”. “El equipo nos está apoyando y estamos trabajando juntos. Ahora lo importante era aventajar lo máximo posible a Primoz Roglic sabiendo que viene la contrarreloj. El objetivo era intentar recuperar el máximo tiempo que se pudiera“, afirmó.

Quintana es consciente de que su liderazgo, al menos por el momento, va a ser efímero ante la contrarreloj del martes en Pau (Francia). “Es posible que pueda perder el liderato. Enfrente estarán buenos contrarrelojistas como Roglic o Alejandro Valverde. Será difícil mantenerlo, pero tengo la motivación del maillot rojo“.