En las imágenes de la corta pelea, compartidas en YouTube por Rizin Fighting Federation, se puede ver que un par de segundos después de haber comenzado el combate, Sudario tiró al suelo a su rival y cuando Miyamoto quiso levantarse, le conectó un fuerte derechazo en la barbilla que lo devolvió a la lona.

Al ver el nocaut, el árbitro dio por terminada la pelea, pero Sudario, de 23 años, continuó pegándole al indefenso Miyamoto, por lo que el juez principal y otros árbitros tuvieron que intervenir para frenar el ataque del joven luchador.

Tsuyoshi Sudario logró el nocaut más rápido en la historia de la Rizin Fighting Federation, pero el joven fue noticia por su conducta antideportiva en la que golpeó a Kazushi Miyamoto, de 43 años, que estaba en el suelo.

La situación empeoró cuando el entrenador de Miyamoto, visiblemente molesto, entró al cuadrilátero y empujó a Sudario, que no quería parar a pesar de que ya lo habían declarado ganador del combate, se ve en el video de la pelea.

Enson Inoue, entrenador de Sudario, también se metió a la disputa y entre los instructores hubo manotazos y amenazas. Inoue explicó que su pupilo perdió los estribos porque había llegado a la pelea furioso porque Miyamoto le dijo “bebé llorón” en la previa.

Después del escándalo, Rizin Fighting Federation aseguró que los dos equipos y los luchadores de artes marciales mixtas se pidieron perdón y todo se solucionó.

Video de luchador que noqueó a rival y siguió golpeándolo en el suelo