Su informe médico fue publicado por la página web de Mixed Martial Arts’, donde se especificó que el europeo deberá estar 180 días, equivalentes a un semestre, por fuera de los octágonos de la principal liga de artes marciales mixtas del mundo.

McGregor fue sometido a placas radiográficas luego del combate del sábado 24 de enero en el ‘Etihad Arena’, coliseo de Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos, de donde salió cojeando y con la ayuda de muletas para caminar.

“Mi pierna derecha quedó muerta”, declaró el luchador después del pleito en el que recibió una patada contundente en su extremidad.

Es así como queda en duda la pelea con fines benéficos entre el irlandés y el púgil filipino Manny Pacquiao, choque que se estaba planeando para llevarse a cabo bajo las reglas del boxeo.

Conor McGregor, de 32 años de edad, fue duramente atacado en redes sociales por el exboxeador estadounidense Floyd Mayweather, quien lo trató de vagabundo y lo apodó ‘McLoser’ [McPerdedor] por ya “no ganar ni en su propio deporte”.

Pacquiao, por su parte, se limitó a felicitar mediante un trino a Poirier por su victoria: “Lo bonito de las peleas es que cualquier cosa puede pasar”.

Acá, el tuit de Manny Pacquiao: