Debido a que es el encargado de las ideas, la defensa del Newcastle marcó con dureza a James Rodríguez para controlarlo y que no pudiera generar importantes llegadas a favor del Everton, que por momentos carece de juego colectivo.

Jonjo Shelvey, recio volante central de las ‘Urracas’, fue el encargado de neutralizar al colombiano, que no pudo conectar mucho con sus compañeros debido a la férrea marca del jugador británico.

Aunque fue amonestado en el primer tiempo, el mediocampista inglés le realizó varias fuertes faltas a Rodríguez (que lució incómodo y molesto durante el compromiso). Incluso, le propinó una dura patada en el tobillo.

Al final, el Everton perdió 2-0 en condición de local ante el Newcastle y continúa afuera de los puestos que dan cupo a torneos internacionales en la tabla de posiciones. No obstante, tiene dos partidos pendientes

Las duras faltas contra James Rodríguez en duelo Everton vs. Newcastle