El inconveniente tiene que ver con que todos actúan en el Reino Unido y tendrían que hacer cuarentena obligatoria de 10 días en una habitación de hotel luego de regresar de Colombia, país incluido en la lista roja de lugares con altos índices de COVID-19 y cuyos viajeros deben aislarse después de arribar a suelo británico.

Esto ha llevado a sus respectivos clubes a comunicarse con la Fifa en busca de posibles soluciones para no perder a los futbolistas por tanto tiempo, pues tienen que cederlos desde 4 días antes de los partidos en cuestión.

Es así como los equipos proponen que sus jugadores no sean llamados para las jornadas de marzo, cuando la Selección Colombia deberá enfrentar a Brasil y Paraguay en la Eliminatoria mundialista.

En caso contrario, piden que la Fifa interceda ante el gobierno de Boris Johnson para que a los futbolistas no les toque hacer cuarentena cuando se vayan a reincorporar a sus respectivas escuadras, detalló el diario The Sun.

Está problemática afecta a conjuntos con hombres en selecciones suramericanas y de Portugal, principalmente, pues no podrían contar con ellos en la reanudación de los torneos locales, Champions League y Liga de Europa.

En el resto de Europa no existen dichas restricciones, por lo que los demás convocados no tendrían trabas.

James Rodríguez y Yerry Mina hacen parte del Everton, Dávinson Sánchez pertenece al Tottenham, Steven Alzate milita en el Brighton, Jéfferson Lerma juega en el Bournemouth y Alfredo Morelos actúa en el Rangers.