El pasado sábado, Putintseva publicó un primer video en su cuenta de Twitter en el que mostraba un ratón que estaba rondando por su cuarto.

“¡Hace 2 horas que estoy intentando cambiar de habitación! Nadie vino a ayudar debido a la situación de cuarentena”, escribió la tenista junto al video.

La kazaja, además, etiquetó en dicha red social a la WTA, la Asociación Femenina de Tenis internacional, y a la cuenta oficial del Australian Open.

Debido a la pandemia del coronavirus, el primer ‘Grand Slam’ del año corrió su fecha de inicio y además puso como condición a sus participantes hacer una cuarentena en una instalaciones dispuestas por la organización 2 semanas antes de arrancar la competencia.

Tres días después del primer día, Yulia Putintseva publicó otros 2 en los que explicó que aunque la cambiaron de habitación, la presencia de los ratones se mantenía.

“Diferente habitación, misma historia. Quería ir a dormir pero no. Ahora hay muchos de ellos, no solo uno en mi habitación”, escribió la atleta y luego le respondió a Rennae Stubbs, que la criticó por su denuncia.

“¿Qué dices ahora? ¿Debería no quejarme e irme directamente a dormir?”, escribió en su defensa.

De acuerdo con el portal Tennis World, las palabras de Putintseva llegaron hasta Lisa Neville, la ministra de Policía del estado de Victoria (Australia). 

Neville insinuó que la tenista estaba alimentando a los ratones y a eso se debía su presencia dentro de los cuartos. Hemos tenido controlada la plaga esta semana y creo que han podido alimentar a los ratones. Estamos haciendo lo posible para asegurarnos que las habitaciones no tengan ratones. Aún así, les animo a que se minimice la interacción con los ratones y seguiremos haciendo el control de plagas si es preciso”, dijo, citada por el portal deportivo.