“Todos los clubes a través de la Dimayor solicitamos un permiso especial al Ministerio para que podamos suspender contratos de trabajo mientras vuelve el fútbol colombiano”, informó el dirigente José Augusto Cadena, en diálogo con el programa radial ‘Zona Libre de Humo’.

De acuerdo con el polémico directivo del cuadro ‘motilón’, sin partidos o jugando a puerta cerrada, “va a ser muy difícil mantener la nómina y la operación de un equipo”, añadió en la frecuencia.

Argumentó que la suspensión de la liga por la emergencia sanitaria, decretada por el coronavirus, es un “tema de fuerza mayor”, en el que los dirigentes “no tienen nada que ver”.

También apuntó, en ese espacio, que jugar a puerta cerrada (después de la suspensión inicial) no sería una posibilidad viable, ya que perdería una suma importante si no recibe el dinero de las entradas.

“En el partido contra el Deportivo Cali podíamos tener una taquilla de 600 millones de pesos, tranquilamente, ahora esos ingresos no estarán”, concluyó.