La Alcaldía de Barranquilla confirmó en las últimas horas que la Policía de la ciudad canceló una fiesta que se estaba llevando a cabo en una discoteca, lugar que fue cerrado temporalmente.

En el evento estaban los futbolistas Michael Ortega y Edinson Toloza. Este último compartió en su cuenta de Instagram fotos y videos de la fiesta y en ellos se aprecia que ninguno de los asistentes se estaba protegiendo con tapabocas.

El portal costeño Zona Cero estableció que a los administradores de la discoteca les habían permitido realizar un evento para máximo 50 personas, pero que las autoridades se dieron cuenta de que en el lugar estaban cerca de 70 ciudadanos presentes y por eso cancelaron la fiesta.

Lo llamativo es que Ortega y Toloza se salvaron de ser multados por las autoridades. Los comparendos fueron para los dueños de la discoteca, porque no respetaron el aforo de 50 personas por el que les dieron permiso de abrir sus puertas este viernes.

Barranquilla ya superó el pico de contagios de coronavirus y todavía no da señales de un rebrote importante, pero las autoridades insisten en que la responsabilidad ciudadana y el autocuidado son las que evitarán que en unas semanas se empeore la situación en esa región.

Cabe recordar que, en este fin de semana de Halloween, varias ciudades y departamentos de Colombia tienen toques de queda o ley seca con el objetivo de que no se generen aglomeraciones que puedan generar contagios masivos de COVID-19.