El peleador se lanzó a la lona desde la segunda cuerda, pero cayó mal y sus huesos se quebraron, como se vio en las imágenes del incidente, virales en redes sociales.

Desde entonces, ha tenido 3 operaciones con “varillas y alfileres” para tratar de salvar sus extremidades, pues 2 médicos estudian las posibilidades de evitar la amputación, señalaron sus manejadores en reporte emitido por la web de Mediotiempo.com.

Sin embargo, los costos del tratamiento y de la posterior recuperación son bastante altos —alcanzan los 200.000 dólares, 772 millones de pesos colombianos—, motivo por el que su familia abrió una recolecta para cubrir los gastos, agregó el medio.

Hasta el momento, las donaciones alcanzan los 13.000 dólares, de los cuales 2.000 fueron aportados por el canadiense Chris Jericho, exestrella de la WWE.