Nairo Quintana se refirió públicamente a la investigación preliminar que la fiscalía de Marsella abrió este lunes por sospechas de dopaje en el Tour de Francia.

En un comunicado, el ciclista boyacense manifestó que en la visita que las autoridades hicieron a su habitación el pasado miércoles encontraron “suplementos vitamínicos perfectamente legales, aunque quizá no familiares para las autoridades francesas”.

“Para que no haya ninguna duda, quiero confirmar que nunca se encontraron sustancias dopantes”, agregó el colombiano.

Quintana también confirmó que en las últimas horas compareció ante las autoridades de ese país para responder todas sus dudas al respecto. “Es necesario recalcar que no he sido objeto de alguna acusación por parte de las autoridades. Estoy presto a esclarecer cualquier duda de la fiscalía”, aseguró el ciclista en su publicación.

Desde ayer se supo que la fiscalía de Marsella había detenido a dos personas del entorno del colombiano para interrogarlas y este martes se conoció que dichos detenidos, que serían un médico y un fisioterapeuta, todavía no han sido liberados.

Nairo concluyó su mensaje asegurando tajantemente que jamás ha utilizado sustancias ilegales en toda su carrera profesional. “No se encontró ninguna sustancia ilegal en la investigación policial”, insistió.

“Yo, sin miedo, seguiré siendo fuerte, defenderé la verdad y seguiré mi camino, por más que la multitud, a ratos, tome otro rumbo”, sentenció Quintana.

Rigoberto Urán metió las manos al fuego esta mañana por su compatriota cuando le preguntaron sobre el tema esta mañana. “Nairo es un gran corredor y, como uno, ya al final de su carrera no creo que se ponga a hacer nada. Además, hoy en día los equipos están muy controlados. No creo que se vaya a mayores esto, espero que todo se solucione rápido”, declaró el popular ‘Rigo’