Los titulares de los equipos salieron de los camerinos y se formaron en una línea para escuchar los himnos de Colombia y Bogotá (por ser la ciudad en la que se hizo el juego), como se acostumbra hacer en el Fútbol Profesional Colombiano.

No obstante, cuando se activó el sonido, se escuchó una canción de Daft Punk, grupo de electrónica que recientemente anunció su separación, en lugar de los himnos.

Los jugadores de Millonarios y Deportivo Cali se quedaron esperando por si solucionaban los problemas técnicos, pero en el estadio El Campín no dejó de sonar la música.

Los futbolistas decidieron no esperar más y se saludaron para dar inicio al juego por la última fecha de la Liga Betplay, que tuvo un retraso en el partido de Once Caldas y Medellín, por el clima.

Millonarios, que se clasificó con la victoria ante Independiente Santa fe —dedicada a Fredy Guarín—, busca ser cabeza de grupo (quedar entre los 4 primeros); mientras que Deportivo Cali intenta cerrar con buena racha la primera fase.