Lo particular de Leidy Solís, actual campeona mundial, fue que se quedó con las 3 preseas doradas tras necesitar solo un intento en cada modalidad.

En arranque levantó 100 kilogramos y en envión alzó 130, con lo que pudo imponerse en el total con 10 kilos de ventaja sobre la segunda y 12 sobre la tercera.

“Realmente, fue muy fácil porque todos los días entreno con estas cargas, entonces no tenía ningún problema”, indicó la deportista ante Pulzo al término de la prueba.

Y añadió que pese a lo sencillo que fue para ella, nunca lo tomó a la ligera: “Lo hice con mucha responsabilidad, lo estaba visualizando y gracias a Dios lo pude conseguir”.

Finalmente, dijo que solo hizo un intento en arranque y envión debido a que no buscaba ninguna marca extraordinaria: “Ya había ganado las 3 medallas para Bogotá… Por eso mejor me cuidé”.

Acá, los resultados de la prueba: