A menos de una hora para que empezara el partido entre Junior de Barranquilla y River Plate, se registraron algunos disturbios cerca del escenario deportivo en el marco del paro nacional, que completa 14 días.

Las manifestaciones, convocadas para esta miércoles al frente del estadio, terminaron con enfrentamientos entre cientos de protestantes y agentes del Escuadrón Antimotines (Esmad), informó El Heraldo.

En videos, compartidos por el impreso y difundidos en las redes sociales, se pueden apreciar los fuertes choques entre los manifestantes y los miembros de la fuerza pública, quienes lanzaron varios gases lacrimógenos.

De acuerdo con Caracol Radio, los jugadores del equipo argentino no pudieron realizar el primer calentamiento previo y tuvieron que volver al camerino debido a que los gases los alcanzaron a afectar. Incluso el técnico Marcelo Gallardo se vio fuertemente afectado por los gases que alcanzaron el escenario deportivo.

La Conmebol, por su parte, no se ha pronunciado hasta el momento con respeto a la difícil situación de orden público que se reporta en Barranquilla. Incluso, las dos escuadras se encuentran en el terreno de juego para disputar el partido normalmente, válido por la cuarta fecha de la fase grupos de la Copa Libertadores.

El que sí se pronunció fue el alcalde de la ciudad, Jaime Pumarejo, le dijo a TyC Sports que unos 200 jóvenes intentaron entrar al estadio. Aun así, confirmó que no se alteraría la programación: “El partido va, no hay ningún contratiempo”.

Disturbios cerca del estadio donde se jugará el Junior vs. River Plate por Copa Libertadores

Estas son algunas de las imágenes de lo que sucedía en cercanías al estadio mientras los equipos se preparaban para jugar: