Vale mencionar que la investigación empezó durante el pasado Tour de Francia, luego del hallazgo de material supuestamente dopante en su habitación durante el pasado Tour de Francia, pero el estratega francés dijo no dudar de la inocencia de Nairo Quintana.

“No tengo dudas” sobre la probidad de Nairo Quintana, señaló Hubert en una entrevista publicada este miércoles por el diario Ouest France.

El máximo responsable del equipo ciclista bretón aseguró, sin embargo, que no ha tenido acceso a la investigación, por estar en grado de provisionalidad, y que desconoce las acusaciones contra su jefe de filas colombiano.

La Fiscalía de Marsella informó del hallazgo de “numerosos productos sanitarios” y un método “que puede ser calificado de dopante” en una habitación que ocuparon los Quintana en Méribel, en los Alpes, a pocos días del final del Tour en septiembre pasado.

Los agentes interrogaron a los dos ciclistas al igual que a un médico colombiano ajeno al equipo que había estado cuidando su salud durante la ronda gala.

Hubert reconoció desconocer los hechos que, dijo, “Nairo y Dayer tampoco entienden” y pidió que se llegue “hasta el fondo del caso”.

“O hay algo o se archiva el caso. Pido que se haga justicia, en un sentido o en otro. Pero desgraciadamente las investigaciones preliminares pueden durar meses”, aseguró.

El director aseguró que si “las cosas fueran muy negras ya se habría sabido algo” por lo que deduce que hay “un error de interpretación”, la misma explicación que dio Quintana, que señaló que los investigadores franceses desconocían la naturaleza de esos productos.

Hubert afirmó que los colombianos seguirán en el Arkéa la próxima temporada “salvo que algo se demuestre” y consideró que si hubiera material para imputarlos, ya se habría hecho.

Sobre la presencia de un médico con los colombianos ajeno al equipo, Hubert la justificó en el hecho de que su doctor, Jean-Jacques Menuet, había dado positivo por dopaje y tenían necesidad de otro que, además, hablara español, por lo que permitieron que viniera al Tour el que trató a Nairo tras su caída en Colombia en julio.

El director reconoció que los patrocinadores le plantearon su inquietud por el caso, pero que finalmente renovaron su confianza en el equipo.

Durante el Tour de Francia, la prensa especializada en Francia fue inclemente con Nairo Quintana, y hasta L’Equipe lo trató de “decepción”, a pesar de no tener pruebas y sin un veredicto de las autoridades.