Según su escrito, el cucuteño es una pieza valiosa en el plantel que dirige el italiano Carlo Ancelotti si se tiene en cuenta que los adversarios se preocupan más por poner hombres a su alrededor, que por cuidar otros espacios de la cancha que son aprovechados por el propio Everton para atacar.

Y aclara que cuando los oponentes se descuidan, James Rodríguez incursiona en áreas de peligro, lo que termina en acciones de gol.

Bajo estos argumentos, el autor señaló estar conforme con el papel del futbolista ‘cafetero’, al que no le pide sacrificio, ni que retroceda para ayudar a recuperar el balón.

“No fichamos a James Rodríguez por sus cualidades defensivas, lo sabíamos antes de que llegara, aunque ha demostrado ese lado de su juego en ocasiones. Lo vi rastrear a alguien por 30 o 40 yardas en esta temporada, ¡y no esperaba que fuera él!”, señaló Michael Ball.

Y agregó que no espera ni le pide al colombiano que retroceda tanto: “Él puede hacerlo, pero necesariamente no queremos que lo haga. Queremos que esté parado en las zonas adecuadas para recibir la pelota y provocar problemas al rival”.

Finalmente, el columnista de Liverpool Echo apuntó que el trabajo defensivo depende de todos los jugadores en el general: “Es algo que el cuerpo técnico puede trabajar antes del próximo partido”.

El ‘cafetero’ se alista con equipo para recibir al Leeds United este sábado 28 de noviembre a las 12:30 p.m., hora colombiana, en cumplimiento de la décima fecha de la Liga Premier de Inglaterra.