Luego de la victoria del Everton sobre el Liverpool, en el que James Rodríguez hizo una asistencia que aportó al primer gol de su equipo, se revelaron algunos detalles sobre lo que pasó antes de que se jugara uno de los duelos más importantes de la Premier League.

En la noche del viernes, previo al encuentro disputado en Anfield, los jugadores de los ‘Toffees’ se quedaron a dormir en un hotel junto al técnico Carlo Ancelotti y el resto del staff del equipo.

Sin embargo, según reveló Athletic, una alarma se disparó a la una de la mañana dañando el sueño de la mayoría del plantel, que se tuvo que levantar hasta que lograron apagarla.

Aunque no se sabe por qué pasó esto, en ese medio aseguran que las versiones iniciales indican que un aficionado del Liverpool fue el que las prendió para afectar a los jugadores del Everton, incluido James, quien ahora es elogiado por la prensa española.

A la mañana siguiente, tanto James [vea fotos de sus hermosas casas] como sus compañeros se levantaron motivados por ese hecho y sobre el césped lograron una muy buena presentación.

Aunque esas prácticas son más populares entre los hinchas de Suramérica, en Inglaterra no es la primera vez que sucede recientemente y poco a poco parece más común que los aficionados se traten de entrometer previo a los juegos que se consideran clásicos en el fútbol mundial.

James no ha hecho referencia a esta situación, pero después del partido contra Liverpool sí habló para las redes oficiales del club y describió a los ‘Reds’ como un “rival duro”, recordando que “hemos hecho historia”, pues cada vez están más cerca de las competencias europeas.