Un minuto de aplauso y no de silencio, con suelta de un gran globo pintado como pelota de fútbol y música a todo volumen fue el sábado el primer homenaje en una cancha argentina a Diego Maradona, fallecido el miércoles a los 60 años a raíz de una crisis cardíaca.

Desde los altavoces del estadio de Racing (a quien Maradona dirigió como DT sin éxito en 1995), en la ciudad de Avellaneda, al sur de Buenos Aires, sonaron a todo trapo los acordes de ‘La mano de Dios’, tema del músico cuartetero (tonada cordobesa) Rodrigo, la canción más popular de las dedicadas al excapitán albiceleste.

Versos como “en un potrero forjó una zurda inmortal”, “su sueño tenía una estrella llena de gol y gambetas” y “en una villa nació, fue deseo de Dios, y sobrevivir a una humilde expresión, y enfrentar la adversidad” emocionaron a los jugadores de Racing y de Unión, que aplaudieron más de un minuto.

Los 2 planteles salieron al campo con la camiseta de la selección, el 10 en la espalda y el apellido Maradona, arriba de las de sus respectivos conjuntos. La entrada en calor se hizo mientras sonaba la canción ‘Life is life’, del grupo Opus.

Los jugadores de ambos equipos formaron una ronda en el círculo central y vieron como el gran globo se llevaba en la cola a un cometa con los colores albicelestes y el número 10, homenaje al ‘barrilete cósmico’ con el cual el relator Víctor Hugo Morales lo hizo entrar en la historia.

Así lo bautizó el periodista cuando Maradona anotó uno de los mejores goles de la historia de los mundiales, una asombrosa apilada de más de 50 metros, el segundo a Inglaterra (2-1) en semifinales de México-1986 (copa ganada por Argentina), tal como lo evidencia el siguiente video:

Lágrimas por el ídolo y más homenajes a Maradona en canchas argentinas

En la ronda que se realizó en el círculo central se vio muy emocionado al volante racinguista Walter Montoya, que no pudo contener las lágrimas mientras se realizaba el homenaje al histórico 10, cuyo informe sobre su muerte habría sido adulterado.

“Yo lo vi (jugar) muy poco a Diego, tuve la suerte y el placer de conocerlo cuando jugamos contra Gimnasia (el año pasado). Se fue un grande, no hace falta decir mucho más, todas las palabras quedan chicas”, expresó Montoya.

En una jornada gris y desapacible, otro momento singular se vivió en el porteño barrio de Liniers, donde Vélez recibió a Gimnasia y Esgrima, el club que era entrenado por Maradona.

Varios de los jugadores que fueron dirigidos en Gimnasia por Maradona se mostraron muy emocionados y al borde del llanto antes del cotejo, mientras se realizaba sobre el terreno del estadio José Amalfitani un reconocimiento similar al que se hizo en Racing.

Otro de los equipos argentinos que homenajeó a ‘El pelusa’ en la quinta fecha de la liga argentina fue River Plate, que con un minuto de aplausos y con la canción de Rodrigo que se volvió himno despidió a esta leyenda del fútbol mundial, que también fue recordado en el partido Everton-Leeds (Premier League) y por los All Blacks’, selección de rugby de Nueva Zelanda).