Uno de los dueños de la funeraria familiar concedió una entrevista con el diario La Nación de Argentina, luego de que las fotos de estos tres trabajadores junto al cuerpo de Diego Maradona se viralizaran provocando indignación.

El hombre, que no fue identificado por el medio, aseguró que Diego Molina y las otras dos personas que aparecen en esas imágenes “no eran empleados” directos de la empresa, sino que fueron contratados bajo tercerización para que colaboraran con el traslado de varios elementos necesarios para el funeral.

“No eran empleados nuestros. Los contratamos para llevar los materiales para la capilla ardiente, como los pedestales y atriles”, aseguró el hombre, al que el diario identifica solo como uno de los dueños de la funeraria.

El declarante dijo que estas personas se quedaron a solas con el cuerpo de Diego Maradona unos “dos minutos”, y que en ese tiempo se tomaron las fotografías que hoy generan repudio en Argentina.

“El cuerpo lo preparamos entre tres de los cuatro hermanos que estamos en la empresa junto a mi papá. En ese interín que salimos de la sala velatoria para hablar con la policía para coordinar el traslado del cuerpo a Casa Rosada fue donde estas personas se sacaron las fotos. Fueron dos minutos donde estuvieron solos. Ocurrió en la sala en la calle Tres Arroyos”, contó.

Dueño de funeraria lloró al ver a Diego Molina y otros 2 trabajadores en fotos con Maradona muerto

La Nación le preguntó al hombre cuál había sido su reacción al ver esas imágenes circulando masivamente en las redes sociales, y su respuesta fue que toda la familia quedó horrorizada ya que se estaba haciendo un trabajo profesional.

 “Cuando vimos las fotos nuestra reacción fue llorar, llorar y llorar. Mi hermano Diego, que es el dueño, está en su casa devastado. No sabemos qué hacer. Tenemos muy buena reputación porque somos muy educados y le dedicamos la vida a nuestro trabajo”, aseguró.

El entrevistado criticó la actitud de estos trabajadores y dijo que Diego Molina es “un boludo”, y que aunque, según él, no tiene nada que ver con la empresa, se “terminó cagando todo” el proceso que estaban haciendo.

En cuanto a los tres hombres de las fotos, el vocero de la funeraria dijo que cuando fueron a buscarlos para reclamarles “no aparecieron”, y que también “apagaron los celulares”.

De todas formas, el entrevistado dijo que su hermano habló con la exesposa de Maradona Claudia Villafañe “para pedirle mil disculpas”, y que la respuesta de ella fue que terminaran el servicio hasta que se cumpla el entierro.

“Le pediríamos mil disculpas de corazón. A Claudia, a toda la familia Maradona, a toda la gente, porque Diego era de todo para todos”, concluyó.

Poco antes de esta declaración, el abogado Matías Morla anunció, en Twitter, que se ocuparía personalmente “de encontrar al canalla que tomo esa fotografía. Van a pagar todos los responsables de semejante acto de cobardía”.

También se filtró un audio en donde barristas dicen que irían tras Diego Molina y las otras dos personas que se tomaron esas fotos con Maradona en su lecho de muerte.

Estas son las fotos que causaron controversia en Argentina.