Argentina y millones de seguidores de Diego Maradona están furiosos luego de ver que esta mañana se viralizó en las redes sociales la foto que se tomó un empleado de la funeraria que recibió el cadáver del ídolo futbolístico, posando junto al cuerpo de él y el ataúd abierto.

Esa persona fue identificada como Diego Molina y se desempeñaba como jefe de sepelios en la funeraria Pinier. Pocas horas después de que se divulgara masivamente la foto, el hombre fue despedido de esa empresa.

Sin embargo, Molina no fue el único que cometió ese repudiable hecho. Dos empleados más de la funeraria también se tomaran una foto junto al cuerpo de Maradona. Esas dos personas son padre e hijo y en las redes sociales los están criticando fuertemente.

El abogado del popular Diego anunció que irá hasta las últimas consecuencias contra Molina y, seguramente, hará lo propio con las otras dos personas que posaron junto a su cadáver.  “Por la memoria de mí amigo no voy a descansar hasta que pague por semejante aberración”, aseguró en Twitter el abogado.

Toda Argentina pide un castigo ejemplar para los involucrados en este penoso episodio. Por el momento, las autoridades no han querido pronunciarse al respecto ya que la atención de la mayoría está concentrada a las afueras de la Casa Rosada. A las afueras de ese lugar se generaron bastantes disturbios luego de que cerraran las puertas y detuvieran el ingreso de los aficionados que fueron allá para darle un último adiós a su ídolo.

A continuación, las dos fotografías que se conocieron de las personas que se atrevieron a posar ante la cámara junto al cuerpo de Maradona: