Argentina y los aficionados de Diego Maradona tienen entre ojos desde hace un par de días a Diego Molina, uno de los tres funerarios que se tomó fotos con el cadáver del eterno ’10’ cuando el cuerpo de este ya reposaba en el ataúd, horas antes de que iniciara su velación.

Molina fue el protagonista de la primera imagen que se viralizó del cadáver de Maradona y por eso fue el que más rechazo generó en el mundo futbolístico. Horas después de su reprochable actuar, se supo que barristas estaban buscándolo por cielo y tierra para vengarse por lo que hizo.

Sin embargo, el exempleado de la funeraria Pinier (fue despedido apenas se supo lo que hizo) no solo se tomó una foto junto al cuerpo del popular Diego. Molina también se involucró en el momento en el que al ’10’ lo estaban alistando en el ataúd y se sacó una ‘selfie’ junto al cuerpo de Maradona sin ropa en el tronco.

Así quedó evidenciado en otra imagen que ya se viralizó fuertemente en las redes sociales. La foto está siendo divulgada por WhatsApp y su autenticidad es notoria. Como en la primera foto que se conoció, el funerario posó sonriente para la cámara, algo que indignó mucho más a los seguidores del ídolo argentino.

Este viernes puso la cara una de las personas que también se fotografió junto al ’10’. Ese hombre pidió disculpas y aseguró que la imagen no fue tomada con su celular y que no tuvo control de su publicación.

Las autoridades están adelantando las investigaciones necesarias para determinar qué castigo le puede caer a Molina, quien desde el mismo día que se conocieron  las polémicas fotos se fugó de su casa.

Sin embargo, este sábado se conoció que el hombre se presentó ante las autoridades argentinas y que tiene antecedentes judiciales.