El español dijo a la prensa, luego de la etapa reina del Tour, que está listo para seguir defendiendo el primer puesto de su compañero Alaphilippe.

Era un día crucial, largo y lo hemos hecho lo mejor que pudimos, así que estamos contentos. Todavía tenemos una ventaja de 1.30 minutos y ahora solo quedan dos días difíciles en este Tour“, señaló en meta el ciclista mallorquín.

Mas destacó el descenso del Galibier del líder, después de perder contacto con los favoritos en las rampas del puerto.

“Estuvo muy bien de nuevo, especialmente en el descenso. Todavía está al frente de la general. Mañana será otro día difícil, pero tenemos que estar listos. Tendremos que apretar el culo“, añadió Mas, que está en el puesto 28 de la clasificación general a 49 minutos y 41 segundos.

Este viernes se disputará la etapa número 19 entre Saint Jean de Maurienne y Tignes, con 126,5 kilómetros de recorrido y 5 puertos de montaña, entre ellos uno fuera de categoría.