El profesional se refirió al caso de Andrés Felipe Román, lateral bogotano de 22 años de edad de Millonarios que no aprobó las pruebas médicas en Boca Juniors, club al que iba a ser transferido y donde le detectaron una cardiopatía hipertrófica.

“Si el diagnóstico se confirma, es la despedida del deportista de la alta competencia porque la consecuencia, que es la muerte súbita, se da siempre en menores de 35 años y la primera causa de muerte es esta”, explicó el especialista enBlog deportivo’, de Blu Radio.

Luego, señaló que esta complicación se presenta en una de cada 500 personas y que no tiene tratamiento, por lo que el futbolista podrá tener una vida normal siempre y cuando no se exija más de la cuenta.

“Este muchacho puede vivir muchísimos años, pero no haciendo actividad física de alta competencia”, aseveró.

Y agregó que los exámenes que le practicaron en el conjunto ‘xeneize’ de Argentina evitaron una tragedia: “Le hicieron un favor, le salvaron la vida”.

Además, dijo que estos problemas se pueden detectar a los 18 o 19 años de edad, aunque para ello “no alcanza un electrocardiograma o una auscultación”.

La cardiopatía hipertrófica, según concepto de la Clínica Mayo de Estados Unidos, tiene que ver con que el músculo cardíaco se vuelve anormalmente grueso y termina dificultando el bombeo de sangre.

Entre tanto, Alberto Gamero, técnico de Millonarios, declaró en el mismo espacio radial que cuando el jugador esté de vuelta, será examinado de nuevo y que si le dan luz verde, lo seguirá alineando en la Liga Betplay.

Así lo reportó el medio: