Este jueves se había confirmado que 7 jugadores del Deportes Tolima estaban contagiados con coronavirus, pero de todas maneras el ente rector del fútbol colombiano había asegurado que el partido entre Atlético Nacional y los ‘pijaos’ se podía jugar con los restantes futbolistas del cuadro visitante.

Sin embargo, el Ministerio de Salud no vio con buenos ojos esa situación y le indicó a los directivos del fútbol que toda la delegación del Tolima debía esperar un tiempo de siete días para determinar si la enfermedad se propagó aún más entre sus integrantes.

“La recomendación de los representantes del Ministerio de Salud, fue no tener en cuenta los resultados de las últimas pruebas (contra muestra PRC y antígenos), argumentando que debía transcurrir un periodo de 7 días, entre cada uno de los testeos. Por lo tanto, el departamento deportivo de la Dimayor, decidió suspender el compromiso, hasta que existan todas las garantías médicas, sobre el buen estado de salud de los jugadores, cuerpo técnico y administrativo de los ibaguereños”, explicó la Dimayor en un comunicado.

Este fin de semana se reanudará formalmente la Liga BetPlay, con los partidos de la novena fecha del primer semestre, pero antes de que ruede el balón en los estadios del país ya se generó la primera contingencia por el coronavirus.

El Tolima ya había manifestado en la noche del jueves que jugaría bajo protesta este viernes, porque no le parecía correcto que el partido se realizara entendiendo el problema que estaba afrontando el equipo. En cambio, el técnico de Nacional, Juan Carlos Osorio, aseguró este jueves que es partidario de que a su rival se le dé el tiempo necesario para que sus jugadores contagiados se recuperen.