Se trata del psicólogo Carlos Díaz y de los enfermeros Ricardo Almirón y Dahiana Gisela Madrid, mujer que días atrás reconoció que había mentido en un informe sobre su paciente.

Estos nombres se unen a los del doctor Leopoldo Luque, encargado de operar a Diego Maradona de un hematoma en la cabeza, y al de la psiquiatra Agustina Cosachov.

Bajo los cuidados de estos profesionales estuvo el ‘Pelusa’ en el último tiempo, periodo en el que empeoró su estado de salud.

Así lo informó en Argentina la Fiscalía General de San Isidro, donde avanza el caso, reseñó el diario Olé.

Tanto Luque como otros integrantes del equipo médico aparecieron en recientes audios en los que hacían caso omiso al trato que recibía el ‘10’ en su propia casa, donde se dice que le suministraban marihuana y alcohol para sacárselo de encima”.

Además, los ojos están puestos sobre quienes velaban por Maradona por aparentes negligencias y procedimientos sospechosos, como la falsificación de su firma en algunos documentos.