Aunque los futbolistas del combinado brasileño aseguraron que disputarán la Copa América 2021, dejaron claro que están en contra de la organización del torneo en su país, duramente golpeado por la pandemia.

“Tenemos una misión por cumplir con la histórica camisa ‘verdeamarela’ pentacampeona del mundo. Estamos en contra de la organización de la Copa América, pero nunca diremos no a la selección brasileña”, dijeron en un comunicado divulgado en sus redes sociales tras la victoria 2-0 contra Paraguay en Asunción.

Tal como lo había adelantado la prensa brasileña este lunes, el plantel de la ‘Seleçao’ se mostró opuesto a la forma en que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) manejó la Copa América tras las salidas de Argentina y Colombia, sedes originales de un torneo que debió disputarse el año pasado:

“Por diversas razones, tanto humanitarias como del ámbito profesional, estamos insatisfechos con la conducción de la Copa América por la Conmebol, independientemente de si se asignaba tardíamente a Chile como sede, o incluso a Brasil”, agregaron, en referencia a cuando el país austral sonaba como reemplazo de los argentinos y colombianos.

La designación de Brasil como sede el lunes de la semana pasada, con respaldo del gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro, provocó una cascada de críticas por la grave situación sanitaria del gigante latinoamericano, el segundo país con más muertos (más de 474.000), superado solo por Estados Unidos.

Medios locales aseguraron que los jugadores, respaldados por la comisión técnica, habrían manifestado al presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol, Rogerio Caboclo, a cargo de la logística, su malestar por haberse enterado de la designación a través de la prensa.

Las versiones periodísticas apuntaban a que los futbolistas incluso habrían contactado con los líderes de otras selecciones para alcanzar un consenso.

Caboclo se habría molestado con los jugadores y con Tite, cuya continuidad se cuestionó, lo que provocó una crisis en la ‘Canarinha’, apaciguada el domingo por la orden del Comité de Ética de la CBF para que el presidente se retire temporalmente del cargo tras una denuncia de una funcionaria de la entidad de acoso sexual y moral.

“No soy hipócrita, no estoy alineado y sé que las cosas suceden. Mi prioridad es mi trabajo y la dignidad de mi trabajo”, afirmó el DT en rueda de prensa.

Los jugadores también se apartaron de cualquier “discusión política” sobre la realización de la Copa. No obstante, el futuro de la convulsa Copa América de Brasil se definirá el jueves, cuando el Tribunal Supremo decida sobre dos acciones judiciales contra la realización del campeonato de selecciones más antiguo del mundo.

Comunicado de los jugadores de Brasil

Comunicado de los jugadores de Brasil
Comunicado de los jugadores de Brasil