Sin embargo, el Gobierno anunció cambios en las etapas del plan nacional de vacunación, y principalmente en la tercera, que debería comenzar en dos semanas.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, explicó este lunes que se tomó la decisión de ingresar a personas de 50 a 59 años porque “se encontró que cruzan de manera importante quienes tienen comorbilidades con el hecho de ser mayores de 50 años“.

“El 80 % de las personas con comorbilidades son mayores de 50 años”, añadió.

Asimismo, en ese mismo grupo de la etapa 3, en el que los pacientes de una serie de enfermedades ya saben que podrán acceder a una vacuna, se añadirá otro grupo de comorbilidades que pueden representar “riesgos que pueden llevar a la muerte”, según el titular de la Salud:

  • Arritmia cardiaca.
  • Síndrome de Down.
  • Esquizofrenias.
  • Menores de 60 años con discapacidad intelectual.

Cambios en la etapa 2: más personal de salud

La etapa 2, por la cual transita el país actualmente, también tendrá algunos cambios para las dos semanas que restan. Por ejemplo, incluirá talento humano en salud que no se había contemplado hasta ahora.

El ministro dijo que entrarán trabajadores dedicados a pacientes en el campo, fuera de las instalaciones de las IPS: “No las personas que trabajen directamente en la IPS, sino aquellos que hacen visitas a pacientes“, explicó.

Asimismo, entrará “personal de apoyo logístico, administradores de los prestadores de servicios de salud, personal que hace trabajo de campo en salud (como secretarías de salud y el propio Instituto Nacional de Salud) y talento en salud de agencias de cooperación”, añadió.

Este fue el anuncio del ministro Ruiz: