La fuerte segunda ola del coronavirus ha puesto en aprietos al sistema sanitario de India, provocando además una falta de oxígeno que continúa causando muertes. En la última jornada, 24 personas han fallecido en un hospital público de Karnataka.

Suresh Kumar, encargado del distrito de Chamarajanagar donde tuvo lugar el suceso, afirmó que por el momento se ha establecido que las causas estarían relacionadas con la falta de este insumo en el centro médico, cuando se esperaba un envío crítico de cilindros desde otra ciudad.

Pese a que no entregó más detalles, el funcionario puntualizó que las autoridades competentes están investigando el caso, que ha causado una fuerte ola de indignación en ese estado.

India ha vivido varios sucesos de este tipo durante las últimas semanas. Por ejemplo, al menos 22 pacientes de COVID-19 murieron el pasado 21 de abril en un hospital de Maharashtra, luego de que se registró una fuga en un tanque de oxígeno.

En Nueva Delhi, una de las ciudades más afectadas por la pandemia del coronavirus en ese país, varios centros médicos han anunciado que no aceptarán a más pacientes debido a la falta de oxígeno.

“No aceptaremos ninguna admisión que necesite de oxígeno o de asistencia respiratoria producto de un suministro de oxígeno líquido inconsistente”, manifestó el Hospital Infantil Madhukar Rainbow en Twitter.